Trailer de Resident Evil 6 (Opinión)

26 01 2012

Que año tan agitado hemos iniciado, y no solo por el hecho de ser el año apocalíptico, sino porque un sin número de situaciones se han presentado en los medios electrónicos que han movilizado a muchas comunidades las cuales pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en este ambiente virtual. Para el caso que nos compete, el de los videojuegos, se han hecho anuncios interesantes, y uno de ellos es el pretexto principal para la publicación de este post de opinión.

Tal vez si se tratara de algún otro título, bastaría con postear el tráiler y dejar que cada usuario se hiciera un juicio propio del mismo; pero al tratarse del anuncio de uno de los juegos mas anticipados, los comentarios, los juicios y las opiniones han salido disparadas en todas las direcciones que involucran el vasto mundo del videojuego.

Es el caso del tráiler de Resident Evil 6, lanzado apenas hace un par de días y que viene a dar inicio a una serie de celebraciones por parte de Capcom en honor a los 15 años de vida de Resident Evil. Mucho ojo con esto, son 15 años, pero a diferencia de otras sagas igual de consagradas que Resident Evil, ésta si ha sufrido cambios significativos con respecto a la raíz de su popularidad. ¿Han sido bueno cambios?, ¿Han sido malos? Tal vez hoy no podamos dar respuesta a tales preguntas, pero si podemos prever cual es el rumbo que pretende tomar la saga si es que continua cumpliendo años.

Podríamos decir que 2012 es el año de Resident Evil. Se lanzan tres títulos; Resident Evil Revelations para 3DS, Resident Evil Operation Raccon City para PS3 y Xbox 360 y Resident Evil 6 también para Xbox 360 y PS3. Con lo mucho o poco que se ha visto de los juegos, hoy, antes de la salida de Resident Evil Revelations, podríamos resumir fácilmente que el título para Nintendo 3DS parece seguir una línea al estilo “Old School”, una aparente evolución de los survival con los que surgió la saga. Resident Evil: Operation Raccón City, parece estar dirigido al modo multijugador (no nuevo en esta saga), mas al estilo Left 4 Dead, con acción desenfrenada retando de cara a juegos con Call of Duty, Battlefield, Gears of War, entres otros.

Hasta ese momento las cosas iban en aparente calma para la saga. Las aguas se pusieron rebeldes y disparatadas cuando se anuncio un título en la línea consecutiva al nivel argumental de Resident Evil; el polémico Resident Evil 6, que muestra un macabro híbrido entre una “aparente” evolución al Survival o mas bien al horror y una serie de elementos de cine acción Hollywoodense al mas puro estilo Michael Bay, con retoques de elementos vistos en muchos otros juegos de acción. Y no es que tenga nada en contra de las películas de Michael Bay, incluso puedo atreverme a escribir que mas de una he disfrutado (Mas no todas), pero el hecho radica en que Resident Evil no era un juego de acción o al menos no se consagro como tal, y es evidente que este cambio obedece a la gran demanda y a la moda que actualmente poseen dichos títulos. Imaginemos por un momento que Resident Evil 6 es un título nuevo, que no tiene antecedentes y que se pretende colocar en la competencia del género de acción, con lo visto en el tráiler es posible que genere mucho hype, pero el tiempo no ha enseñado que no pasaría de ser un juego mas que al paso de un par de meses ya nadie recordará; ahí esta por ejemplo Dead Island; mostraba Zombies, Sangre, “Superviencia” pero no termino de despuntar como se hubiera querido. Por tanto lo que vende en gran parte en Resident Evil es el nombre, y se le da un toque mas “moderno” para seguirlo haciendo rentable a “nuevas generaciones”.

La mala noticia de esto es que se hace evidente la muerte de un género que fue grande en su tiempo, el survival, hoy por hoy, podríamos declarar al dicho género como muerto. Y es porque el único título que podía rescatar el género lo ha abandonado, (No digo que esta mal, a fin de cuentas en la decisión de la desarrolladora y los dueños de la marca), y es que Silent Hill no ha podido evolucionar de manera positiva en el género y títulos como Dead Space se están consagrando como juegos de horror; a Resident Evil ni siquiera le interesa hacerle competencia a Dead Space (Que en verdad era lo que yo esperaba) sino hacerle competencia a Call of Duty, Capcom mismo lo ha declarado.

Tal vez realmente sea momento de aceptar la muerte del survival, porque “esta generación” no lo demanda, al igual que el RPG, que también agoniza porque se ha cargado mas a la acción y a la perdida de dificultad.

Quiero dejar en claro que cuando hablo de Survival me refiero al género, no al modo de juego, que incluso en los primeros Resident Evil ya se veía desfasado y arcaico.

Se concluye pues, que tal vez la diversidad en los videojuegos se esté perdiendo, optando mas por un modelo estandarizado que contenga elementos básicos similares, como si de una formula rígida se tratara, y que a su vez asegurara un éxito en ventas, a fin de cuentas, es lo que le importa a las desarrolladoras ¿No?

Yo prefiero guardar las esperanzas en los escasos juegos que mantienen viva su esencia o en aquellos otros que pretenden innovar de algún modo. Call of Duty: Modern Warfare innovó en su momento, el problema es que ahora todos quieren emularlo. Resident Evil 4 innovó en su momento y Gears of War vino a consagrar su innovación (El modo de disparo), God of War vino a reinventar los Hack & Slash; Darksiders vino a robar un pastel al género de la aventura en tercera persona, Biochock y Metroid Prime han sabido abrir brecha en los FPA, Batman Arkham Asylum y Arkham City hablan por si solos…

Así mas o menos se mueve ésta industria, vamos a ver que resulta de Resident Evil 6, pero no se pueden esperar grandes cambios, pues estamos a menos de 10 meses de que salga un título que lleva 2 años de desarrollo, y con Mikami o sin Mikami en la dirección la opinión hubiera sido la misma.

Aquí el tráiler que desató todo.

Anuncios




Gears of War 2

8 09 2010

Confieso mi pecado al tener largo rato “aparcado” en la lista de espera el título de EPIC GAMES, secuela del grandioso Gears of War, y reconocido como el mejor juego de acción de 2008. Me refiero a Gears of War 2 que después de un ya largo tiempo por fin he tenido la oportunidad de jugar de principio a fin, no sin la consigna de retomarlo de nuevo y varias veces para sacarle provecho a los capítulos extra y al modo multijugador.

Como pude comentar en el post dedicado a Gears of War, el único pretexto válido para poseer la consola Xbox 360 era jugar la saga Gears of War, aun sin saber que Gears of War 3 estaba en desarrollo y se pronunciaba a salir en 2011 la consola llego a mí cual Mahoma queriendo llegar a la montaña. El primer movimiento, inmediato, fue conseguir Gears of War. El juego me dejó atónito, literalmente. Sumergido en un sistema de juego conocido y nuevo a la vez, complejo pero a la vez simple; cada escenario, cada nivel, cada enemigo fue ganándose mi respeto y me dejo satisfecho ante la decisión de haber adquirido el aparato de video juegos de Microsoft.

Segundo movimiento inmediato; conseguir Gears of War 2, aún sin saber que saldría el tercero de la saga. Desafortunadamente se me acumulo el tiempo y tuvieron que pasar varios meses para poder echar mano por completo a Gears of War 2.

¿Qué me orillo a jugar Gears of War 2? Simple; Gears of War se volvió un título de culto para mí. En primer lugar, la idea de seguir jugando con un sistema Shooter en tercera persona tan adictivo, la historia de los Locust y su guerra contra los humanos por el control de la Imulsión, fuente de energía base para el planeta Sera, donde habitan ambas especies.

En lo particular el tema de la jugabilidad no es el punto más fuerte de Gears of War 2, por la simple y sencilla razón de que se trata de un sistema mejorado de la primera entrega (Estilo Resident Evil 4 y Resident Evil 5, por hacer algún tipo de comparación), pero esto no demerita al juego en ningún momento, pues ese fue justo uno de los puntos que lo hiciera popular. Como era de esperarse se incorporan nuevas formas de pelea, nuevas armas y nuevos enemigos.

El sistema de lucha, muy similar al primero, ahora incorpora la opción de tomar a un locust como escudo para evitar ser alcanzado por las balas enemigas, al mismo tiempo que se puede disparar. Debo decir que esta es la mejora más espectacular del juego, no así la más útil. Los Locust ahora son más agresivos, atacan de manera más coordinada y son duros de “pelar”. Además, tiene mejor armamento, que afortunadamente y en tradición de los Shooters puedes tomar y utilizar. Tenemos el clásico Lancer o rifle de asalto de los Gears, con la típica sierra que ahora será más útil que en la primera parte; el rifle de asalto y la escopeta tal como en la primera parte. Las armas añadidas son muy diversas, desde una pistola Gorgon que dispara una ráfaga de 4 balas seguidas (muy útil) hasta el Mortero, un disparador de proyectiles eficaz para eliminar un grupo numeroso de Locust, de los cuales habrá muchos en el modo campaña.

Tanto los escenarios como los enemigos se han intensificado y diversificado, las distancias a recorrer son más largas y montaremos mas vehículos. Pelearemos con enormes mounstruos, lo que le da al juego mayor acción a mayor escala.

Más sin embargo, para mí, el punto más fuerte del juego, lejos de las horas y horas que pudiera darte el multijugador, es el argumento. Dentro de una base sólida nos enfrentaremos a los viejos Locust pero de manera diferente. Ya en la primera parte habíamos tenido la oportunidad de cuestionar los actos llevados a cabo por los Gears, pero lo cierto es que la bomba de masa ligera lanzada hacia el final del primer capítulo solo molesto más a la reina que ahora ha redoblado los esfuerzos en la guerra y se dispone a atacar “Jacinto” el último fuerte aún en manos de los humanos.

Sin embargo al ir de la historia nos toparemos con un sinfín de datos que cuestionaran las decisiones que tomemos y las que ha tomado el presidente y el ejército; llegaremos a un laboratorio donde presuntamente se estaban desarrollando investigaciones  de tipo biológicas; lo que nos clava en la mente la pregunta ¿De dónde vienen los Locust? El padre de Marcus Fenix volverá a ser nombrado, ahora de manera más constante pero de nuevo sin darnos la respuesta clara y veremos como Dominic Santiago se enfrenta a sus peores miedos. Sin caer en el chantaje emocional como tal, la trama de Gears of War 2 es igual de épica, emblemática y emotiva que la primera entrega.

Una digna segunda parte es como yo describiría Gears of War 2, supera en jugabilidad, historia y gráficos a su predecesora, tal como debía ser, manteniendo la esencia de la saga, con más acción y elementos que la intensifican. Sin embargo me sigo quedando con el primer juego (sin demeritar el segundo el cual considero básico entre el catálogo gamer) por la novedad y la revolución que represento.

Carmine Must Die!

Gears of War 2

Gears of War 2





Alan Wake

16 08 2010

Alan Wake es uno de esos juegos de mucho “hype” a la hora de ser promocionado, frases como “juego del año”, “el mejor juego de suspenso de Xbox 360”, así como la expectación que genera su salida, son algunas de las cosas que ponen a juegos como Alan Wake en la mira de los Gamers, al menos durante un tiempo; y no era para menos, considerando que Alan Wake es un juego que tardó 6 años en ser desarrollado, debido a diversas situaciones, Alan Wake se ha convertido en uno de esos títulos de los que esperas mucho por haber requerido más de un lustro de desarrollo.

Seis años se dice fácil, pero volteemos atrás 6 años, 2004, GameCube luchaba por subsistir en una guerra donde PlayStation 2 era la líder en videojuegos, Xbox era una consola casi desconocida, los Gamers estábamos a la expectativa por la salida de Resident Evil 4 en la consola de Nintendo mientras jugábamos a Metroid Prime, PlayStation 2 presumía de títulos como Shadow of the Colossus, secuela del aclamado ICO, sin mencionar por supuesto el revolucionario Hack & Slash titulado God of War, en esa increíble época de grandes títulos fue cuando inició la idea y el desarrollo de un título de suspenso titulado Alan Wake.

En un mundo Gamer de Survival Horror, donde el rey era o es Resident Evil, al lado de Silent Hill, precedido de Alone in the Dark y donde Dead Space reclama una parte del pastel ¿Qué puede ofrecernos un juego como Alan Wake?

Iniciemos por la jugabilidad, en un principio, hace 6 años, se pensó en Alan Wake como un SandBox de suspenso, un juego que le diera al jugador la total libertad de explorar el entorno en búsqueda de una respuesta a los sucesos que acontecían. Mas tarde y ya sobre el desarrollo, Remedy Entertaiment, empresa Filandesa responsable del título, decide pasar del SandBox al camino prefijado, permitiendo al jugador explorar el entorno e incitándolo, colocando ciertos elementos en lugares estratégicos, pero siempre con un camino lineal que seguir; y de cierta manera esto favorece a la narrativa del juego que es, por defecto, el aspecto más importante.

El argumento es por mucho el factor clave del juego, como sacado de un libro de suspenso, el juego no teme por ningún momento ser comparado con un libro de Stephen King, incluso las referencias a este autor de novelas de suspenso es constante en el juego, sin llegar a sofocar al jugador con esto.

Lo que bien podría ser una novela, mucho mejor que las novelas que últimamente tienden a convertirse en éxitos de venta, o una buena serie de suspenso, es llevada de una manera notable al videojuego donde el jugador puede en sensación propia empatizar con el protagonista del mismo. Antes de continuar escribiendo sobre mi impresión, debo decir que Alan Wake puede no ser un título para todos los gustos, desde mi perspectiva, ser un título lanzado para una consola donde la mayoría de su catálogo está basado en Shooters o juegos de acción, Alan Wake es el juego que marca la diferencia; Alan Wake está enfocado a aquellos jugadores que nos gusta la exploración, descifrar algunos puzzles, ser llevados por una buena trama y sobre todo que nos gusta saltar o sudar con algunos momentos de tensión, suspenso y/o  terror; es por eso que creo, desde una opinión muy personal, que Alan Wake hubiera logrado un éxito mayor al modesto reconocimiento que ha obtenido, si hubiera tenido la posibilidad de salir para otra consola, donde el catálogo es más diversificado, al igual que la variedad de jugadores, en pocas palabras, creo que a Alan Wake le pesa ser un título exclusivo.

Aun y con eso, se debe reconocer el trabajo de Sam Lake, escritor de la historia de Wake, quien ha desarrollado una historia digna de ser “jugada”. Fuertemente influenciado por las historia de Stephen King, encontramos en Alan Wake uno de los pocos argumentos más ricos en los videojuegos. No es un Resident Evil ni un Silent Hill pues no es como un tal un Survival Horror, mas parece un nuevo y renovado Alone in the Dark, lo cual me hace recordar que cuando me hice de mi disco de Alone in the Dark de 2008, uno de los últimos títulos que adquirí para PlayStation 2, buscaba un juego de suspenso, sin superhéroes, algo más parecido a Silent Hill, pero sin llegar al ir y regresar de un punto a otro resolviendo puzzles. Nada más lejos de eso me dejo el juego de Atari. En mi búsqueda, Dead Space para PlayStation 3 me llevó más allá de lo deseado, ese título de la ahora llamada Visceral Games me hizo recordar al mítico primer Resident Evil de Shinji Mikami para PSone; y ahí justo en medio de ambos, sin tanto puzzle y sin tanto horror esta Alan Wake, tanto así que al estarlo jugando vino a mi mente la frase; “Esto era lo que esperaba encontrar en Alone in the Dark”.

La jugabilidad es sencilla, como todo juego requiere que te acostumbres a la ubicación de los controles, pero la respuesta de éstos es muy buena. La mejor arma de Alan será su lámpara, pues su mayor enemigo será la oscuridad y habrá que debilitarla con la luz antes de poder hacer algún otro tipo de maniobra. Habrá sombras que querrán hacerte daño, éstas sombras las haces sólidas con la luz y posteriormente podrás disparar sobre ellas, para lo cual contarás con un revólver, un fusil de caza, una escopeta de chimaza, una pistola de bengalas y granadas de luz. Dichas armas y municiones podrás encontrarlas en lugares estratégicos, igual podría ser la armería del pueblo, una cabaña, estación de policía, etc., no tendrás que preocuparte por la falta de munición, con un poco de buena puntería estará de sobra. Algo curioso es que al cambio de capítulos Alan iniciará sin armas y será un objetivo básico buscar alguna antes de poder continuar. En los enfrentamientos los controles responden de igual forma que la mayoría de los shooters en tercera persona, gatillo izquierdo (LT) para apuntar, siendo la luz la mira de objetivos y gatillo derecho  para disparar (RT), recargas con el botón azul (X) y mientras más rápido lo presiones Alan cargará su arma más rápidamente, esto es casi vital en los momentos en los que eres rodeado por las sombras. Con el D-Pad, como se va haciendo costumbre, accederás de manera rápida al arsenal de Wake, pudiendo cargar solo una pistola y una escopeta a la vez. Cabe destacar que el camino de Alan Wake en el juego es muy realista, pues no habrá explosiones gigantescas que habrán su paso, ni saltos mortales, ni se colgará de dianas para avanzar, tendrás que ingeniártelas para usar las máquinas de campo para abrirte camino algunas veces, en ocasiones no podrás ni saltar un enrejado y si caes de una altura considerable te harás daño.

¿Pero que ha obligado a Alan Wake a tener que hacer todo esto para sobrevivir? Bien, aquí es donde la genialidad de Sam Lake y el equipo de Remedy toman parte. Sin ahondar mucho en el fascinante argumento, Alan Wake es un escritor Neoyorkino que después de escribir su mejor trabajo dos años atrás, pierde la inspiración y se retira con su esposa a un pueblo montañés llamado Bright Falls; en busca de su perdida inspiración, Wake también pierde a su esposa en un extraño accidente; acto siguiente despierta en su coche tras haber sufrido un accidente automovilístico, donde a la vez descubre un manuscrito que parece que él escribió, pero que no recuerda haberlo hecho, ahora empieza a vivir todo lo que el manuscrito narra.

Con una recopilación por demás exquisita de temas musicales, donde encontramos a David Bowie, Charles Brown, Roy Orbison, entre otros, Alan Wake es un juego para todos los amantes del género del suspenso; y que tiene mucho material para exprimir.

Alan Wake

Alan Wake





Trailer no oficial de Gears of War 3

30 07 2010

Sin duda alguna, uno de los juegos más esperados para la primavera de 2011 es en definitiva Gears of War 3. El abanderado de EPIC Games, que revolucionó los shooters en tercera persona integrando un sistema de cobertura fluido, un estilo gore de alto nivel y una historia por demás envolvente.

En espera de lo que pueda ofrecernos la tercera y “última” parte de la saga como es costumbre para este videojuego de culto ya han empezado a circular trailers no oficiales, como aquel de Mad World, aquí les dejo uno realizado por The Duo Group con el tema Hurt interpretado por Johnny Cash.





Gears of War

14 01 2010

Microsoft es una compañía relativamente joven en el mercado de los videojuegos, su primera incursión fue con el Xbox producido junto con Intel y Nvidia allá en 2001, hace poco menos de 10 años. El mérito de haber permanecido ya buen tiempo en el medio puede deberse a muchos factores, la fuerte inyección de capital por parte de la compañía de Gates en cuando a Hardware, Software y publicidad, o incluso el apoyo de las desarrolladoras externas que vieron en la Xbox una altertaniva oportuna en relación a Sony y Nintendo, quienes eran los supremos monarcas del mercado videojueguil, las desarrolladoras subsidiarias de Microsoft también pusieron su grano de arena para dar a conocer otra opción en videojuegos, el estandarte de Xbox siempre fue y ha sido Halo, de Bungie Studios, quien vino a revolucionar el género de los Shooter y dio a Xbox la oportunidad de ser conocido entre el mundo Gamer.

La historia después de eso es conocida, nacieron los fieles a Xbox, los fieles a Sony y su PlayStation y los fieles a Nintendo, Xbox provoco una guerra de consolas más fuerte de lo que Nintendo había tenido con DreamCast y PlayStation.

Y como bien dicen la competencia en ocasiones favorece al usuario o al consumidor, la pelea entre títulos exclusivos no se hizo esperar, siendo Nintendo la que más se favorece en ese sentido.

Actualmente todos conocen los protagonistas de la llamada “Guerra de consolas” Xbox 360, PlayStation 3 y Wii de Nintendo, cada uno ofrece lo mejor de sí para garantizarle al Gamer que con su marca lo tendrá todo y no necesitara de nada más. Pues que mentira tan más grande, sobre todo para los que son Gamers Hardcore que más que casarse con una marca su interés va sobre el videojuego en sí, desafortunadamente uno siempre tiene que decidir qué tipo de consola se ajusta más los gustos propios, así hay quien adquiere un Wii, pensando en Mario Kart, Smash Bros. Brawl, Metroid Prime, Super Mario Galaxy, New Super Mario Bros, Wii Sports, etc. y seamos sinceros Xbox y PlayStation son las consolas que terminan ofreciendo productos casi similares, ya que muchos títulos salidos para PS3 también salen para Xbox, pero sería claro un pecado no confesar que los que estamos más inmersos en este medio apostamos por los títulos exclusivos como KillZone, Resistance, Ratchet and Clank, Little Big Planet, God of War, InFamous entre otros para PlayStation y Halo, Mass Efect, Fable, Left 4 Dead, Gears of War y otros para Xbox.

Dicho lo anterior y tengamos la consola que tengamos siempre es bueno darse a probar algún juego exclusivo, para fines de esta entrada me refiero a Gears of War, exclusivo de Xbox y que como poseedor de una PlayStation 3 o una Wii no podría darse uno el placer de jugarlo, y digo placer porque por cuestiones de la vida a caído en mis manos una consola de Microsoft y aunque tenía la “cosquilla” de probar alguno que otro juego de las subsidiarias de Microsoft Games, tales como el propio Gears of War o Left 4 Dead, nunca por méritos propios me habría hecho de una 360, sea como sea que pasó, cayó en mis manos y lo primero que hice fue conseguir Gears of War.

Desarrollado por Epic Games y lanzado para Xbox 360 en noviembre de 2006, Gears of War se ha convertido por mérito propio junto con su secuela en el mejor juego para la máquina de Gates.

Alrededor de 3 años después de su lanzamiento es que he tenido la oportunidad de jugarlo y no he tenido otra impresión más que la de que es un auténtico ¡Juegazo! Un shooter en tercera persona con una jugabilidad muy fluida, con una historia envolvente y con unos gráficos sobresalientes, después de jugarlo entiendes que haya títulos que hayan querido copiar su estilo propio de juego, las coberturas, los flanqueos, las rutas alternas, la IA de los enemigos hacen de Gears of War un verdadero clásico. Aventura, disparos, ciencia ficción y mucho gore es la base de Gears of War, tal vez lo que en su tiempo fue Doom en Super Nintendo, Gears es un título grotesco con fuertes toques de suspenso y una ambientación que te deja sin aliento; por ejemplo entrado al tercer acto cuando Marcus Fenix, nuestro protagonista y su equipo quedan varados en las afueras de una fábrica en medio de una tormenta, la ambientación simplemente te deja helado, caminando bajo la lluvia y esquivando a los “desgraciados” es para cargarse de emoción.

El argumento también ayuda mucho. Estamos en el planeta Sera donde el material más valioso es una sustancia fosforescente de baja viscosidad llamada Imulsión, como típico asunto esta valiosa sustancia causa la guerra por mantener su control, a esta guerra se le llamo “la guerra del péndulo”, el bando de CGO gana la guerra y al parecer todo permanecía en paz hasta el “Día de la Emergencia”, el día en que brotaron de la tierra extrañas criaturas llamadas Locust, criaturas que había permanecido ahí durante años y que se vieron en la necesidad de emerger para tomar el control de la Imulsión.

El juego inicia 14 años después del día de la emergencia, cuando Dominic “Dom” Santiago libera a su mejor amigo Marcus Fénix de la cárcel de máxima seguridad de la penitenciaría de Jacinto debido a que el ejército humano necesita toda la ayuda posible contra la amenaza Locust. Marcus Fénix tiene una viejo historial militar del que te vas enterando por partes a lo largo del juego; junto a Dom, August “El tren” Cole y Baird tendrás que completas 5 actos cargados de terror, suspenso y disparos, enfrentándote a distintas especies de Locust para detectar con un resonador la red de túneles subterráneos y localizar el corazón de los túneles para posteriormente destruirlos con armas de destrucción masiva y poner fin a la guerra.

El botón más importante del juego sin lugar a donde es “A”, ya que la dinámica está diseñada para que hagas uso de las paredes y ciertos objetos para cubrirte de los disparos enemigos y desde ahí enfoques con gatillo izquierdo y dispares con derecho, al grado que cada vez que estés cerca de un espacio de cobertura, al presionar botón “A”, que también sirve para correr, automáticamente pegaras espalda a la pared para resguardarte, en ocasiones esto puede ser un poco fastidioso, uno de los pocos detalles negativos del juego.

Con cámara detrás del hombro, una gran variedad de enemigos, armas muy particulares como el lancer y su ya típica motosierra para partir en dos a los Locust que se acerquen demasiado, un acceso rápido a las armas con la cruceta que se distingue por ver como Marcus carga en la espalda el arsenal, un modo multijugador con pantalla dividida o en línea a través de Xbox Live (donde por desgracia hay que pagar), Gears of War sin duda es un título que será siempre recordado, pese a su alto grado de violencia, lo que le ha costado ser vetado de países como Alemania.

Sin lugar a duda hay que darse la oportunidad de jugarlo. “¡Patea suelos!”

Gears of War

Gears of War