Gears of War 2

8 09 2010

Confieso mi pecado al tener largo rato “aparcado” en la lista de espera el título de EPIC GAMES, secuela del grandioso Gears of War, y reconocido como el mejor juego de acción de 2008. Me refiero a Gears of War 2 que después de un ya largo tiempo por fin he tenido la oportunidad de jugar de principio a fin, no sin la consigna de retomarlo de nuevo y varias veces para sacarle provecho a los capítulos extra y al modo multijugador.

Como pude comentar en el post dedicado a Gears of War, el único pretexto válido para poseer la consola Xbox 360 era jugar la saga Gears of War, aun sin saber que Gears of War 3 estaba en desarrollo y se pronunciaba a salir en 2011 la consola llego a mí cual Mahoma queriendo llegar a la montaña. El primer movimiento, inmediato, fue conseguir Gears of War. El juego me dejó atónito, literalmente. Sumergido en un sistema de juego conocido y nuevo a la vez, complejo pero a la vez simple; cada escenario, cada nivel, cada enemigo fue ganándose mi respeto y me dejo satisfecho ante la decisión de haber adquirido el aparato de video juegos de Microsoft.

Segundo movimiento inmediato; conseguir Gears of War 2, aún sin saber que saldría el tercero de la saga. Desafortunadamente se me acumulo el tiempo y tuvieron que pasar varios meses para poder echar mano por completo a Gears of War 2.

¿Qué me orillo a jugar Gears of War 2? Simple; Gears of War se volvió un título de culto para mí. En primer lugar, la idea de seguir jugando con un sistema Shooter en tercera persona tan adictivo, la historia de los Locust y su guerra contra los humanos por el control de la Imulsión, fuente de energía base para el planeta Sera, donde habitan ambas especies.

En lo particular el tema de la jugabilidad no es el punto más fuerte de Gears of War 2, por la simple y sencilla razón de que se trata de un sistema mejorado de la primera entrega (Estilo Resident Evil 4 y Resident Evil 5, por hacer algún tipo de comparación), pero esto no demerita al juego en ningún momento, pues ese fue justo uno de los puntos que lo hiciera popular. Como era de esperarse se incorporan nuevas formas de pelea, nuevas armas y nuevos enemigos.

El sistema de lucha, muy similar al primero, ahora incorpora la opción de tomar a un locust como escudo para evitar ser alcanzado por las balas enemigas, al mismo tiempo que se puede disparar. Debo decir que esta es la mejora más espectacular del juego, no así la más útil. Los Locust ahora son más agresivos, atacan de manera más coordinada y son duros de “pelar”. Además, tiene mejor armamento, que afortunadamente y en tradición de los Shooters puedes tomar y utilizar. Tenemos el clásico Lancer o rifle de asalto de los Gears, con la típica sierra que ahora será más útil que en la primera parte; el rifle de asalto y la escopeta tal como en la primera parte. Las armas añadidas son muy diversas, desde una pistola Gorgon que dispara una ráfaga de 4 balas seguidas (muy útil) hasta el Mortero, un disparador de proyectiles eficaz para eliminar un grupo numeroso de Locust, de los cuales habrá muchos en el modo campaña.

Tanto los escenarios como los enemigos se han intensificado y diversificado, las distancias a recorrer son más largas y montaremos mas vehículos. Pelearemos con enormes mounstruos, lo que le da al juego mayor acción a mayor escala.

Más sin embargo, para mí, el punto más fuerte del juego, lejos de las horas y horas que pudiera darte el multijugador, es el argumento. Dentro de una base sólida nos enfrentaremos a los viejos Locust pero de manera diferente. Ya en la primera parte habíamos tenido la oportunidad de cuestionar los actos llevados a cabo por los Gears, pero lo cierto es que la bomba de masa ligera lanzada hacia el final del primer capítulo solo molesto más a la reina que ahora ha redoblado los esfuerzos en la guerra y se dispone a atacar “Jacinto” el último fuerte aún en manos de los humanos.

Sin embargo al ir de la historia nos toparemos con un sinfín de datos que cuestionaran las decisiones que tomemos y las que ha tomado el presidente y el ejército; llegaremos a un laboratorio donde presuntamente se estaban desarrollando investigaciones  de tipo biológicas; lo que nos clava en la mente la pregunta ¿De dónde vienen los Locust? El padre de Marcus Fenix volverá a ser nombrado, ahora de manera más constante pero de nuevo sin darnos la respuesta clara y veremos como Dominic Santiago se enfrenta a sus peores miedos. Sin caer en el chantaje emocional como tal, la trama de Gears of War 2 es igual de épica, emblemática y emotiva que la primera entrega.

Una digna segunda parte es como yo describiría Gears of War 2, supera en jugabilidad, historia y gráficos a su predecesora, tal como debía ser, manteniendo la esencia de la saga, con más acción y elementos que la intensifican. Sin embargo me sigo quedando con el primer juego (sin demeritar el segundo el cual considero básico entre el catálogo gamer) por la novedad y la revolución que represento.

Carmine Must Die!

Gears of War 2

Gears of War 2





Trailer no oficial de Gears of War 3

30 07 2010

Sin duda alguna, uno de los juegos más esperados para la primavera de 2011 es en definitiva Gears of War 3. El abanderado de EPIC Games, que revolucionó los shooters en tercera persona integrando un sistema de cobertura fluido, un estilo gore de alto nivel y una historia por demás envolvente.

En espera de lo que pueda ofrecernos la tercera y “última” parte de la saga como es costumbre para este videojuego de culto ya han empezado a circular trailers no oficiales, como aquel de Mad World, aquí les dejo uno realizado por The Duo Group con el tema Hurt interpretado por Johnny Cash.





Gears of War

14 01 2010

Microsoft es una compañía relativamente joven en el mercado de los videojuegos, su primera incursión fue con el Xbox producido junto con Intel y Nvidia allá en 2001, hace poco menos de 10 años. El mérito de haber permanecido ya buen tiempo en el medio puede deberse a muchos factores, la fuerte inyección de capital por parte de la compañía de Gates en cuando a Hardware, Software y publicidad, o incluso el apoyo de las desarrolladoras externas que vieron en la Xbox una altertaniva oportuna en relación a Sony y Nintendo, quienes eran los supremos monarcas del mercado videojueguil, las desarrolladoras subsidiarias de Microsoft también pusieron su grano de arena para dar a conocer otra opción en videojuegos, el estandarte de Xbox siempre fue y ha sido Halo, de Bungie Studios, quien vino a revolucionar el género de los Shooter y dio a Xbox la oportunidad de ser conocido entre el mundo Gamer.

La historia después de eso es conocida, nacieron los fieles a Xbox, los fieles a Sony y su PlayStation y los fieles a Nintendo, Xbox provoco una guerra de consolas más fuerte de lo que Nintendo había tenido con DreamCast y PlayStation.

Y como bien dicen la competencia en ocasiones favorece al usuario o al consumidor, la pelea entre títulos exclusivos no se hizo esperar, siendo Nintendo la que más se favorece en ese sentido.

Actualmente todos conocen los protagonistas de la llamada “Guerra de consolas” Xbox 360, PlayStation 3 y Wii de Nintendo, cada uno ofrece lo mejor de sí para garantizarle al Gamer que con su marca lo tendrá todo y no necesitara de nada más. Pues que mentira tan más grande, sobre todo para los que son Gamers Hardcore que más que casarse con una marca su interés va sobre el videojuego en sí, desafortunadamente uno siempre tiene que decidir qué tipo de consola se ajusta más los gustos propios, así hay quien adquiere un Wii, pensando en Mario Kart, Smash Bros. Brawl, Metroid Prime, Super Mario Galaxy, New Super Mario Bros, Wii Sports, etc. y seamos sinceros Xbox y PlayStation son las consolas que terminan ofreciendo productos casi similares, ya que muchos títulos salidos para PS3 también salen para Xbox, pero sería claro un pecado no confesar que los que estamos más inmersos en este medio apostamos por los títulos exclusivos como KillZone, Resistance, Ratchet and Clank, Little Big Planet, God of War, InFamous entre otros para PlayStation y Halo, Mass Efect, Fable, Left 4 Dead, Gears of War y otros para Xbox.

Dicho lo anterior y tengamos la consola que tengamos siempre es bueno darse a probar algún juego exclusivo, para fines de esta entrada me refiero a Gears of War, exclusivo de Xbox y que como poseedor de una PlayStation 3 o una Wii no podría darse uno el placer de jugarlo, y digo placer porque por cuestiones de la vida a caído en mis manos una consola de Microsoft y aunque tenía la “cosquilla” de probar alguno que otro juego de las subsidiarias de Microsoft Games, tales como el propio Gears of War o Left 4 Dead, nunca por méritos propios me habría hecho de una 360, sea como sea que pasó, cayó en mis manos y lo primero que hice fue conseguir Gears of War.

Desarrollado por Epic Games y lanzado para Xbox 360 en noviembre de 2006, Gears of War se ha convertido por mérito propio junto con su secuela en el mejor juego para la máquina de Gates.

Alrededor de 3 años después de su lanzamiento es que he tenido la oportunidad de jugarlo y no he tenido otra impresión más que la de que es un auténtico ¡Juegazo! Un shooter en tercera persona con una jugabilidad muy fluida, con una historia envolvente y con unos gráficos sobresalientes, después de jugarlo entiendes que haya títulos que hayan querido copiar su estilo propio de juego, las coberturas, los flanqueos, las rutas alternas, la IA de los enemigos hacen de Gears of War un verdadero clásico. Aventura, disparos, ciencia ficción y mucho gore es la base de Gears of War, tal vez lo que en su tiempo fue Doom en Super Nintendo, Gears es un título grotesco con fuertes toques de suspenso y una ambientación que te deja sin aliento; por ejemplo entrado al tercer acto cuando Marcus Fenix, nuestro protagonista y su equipo quedan varados en las afueras de una fábrica en medio de una tormenta, la ambientación simplemente te deja helado, caminando bajo la lluvia y esquivando a los “desgraciados” es para cargarse de emoción.

El argumento también ayuda mucho. Estamos en el planeta Sera donde el material más valioso es una sustancia fosforescente de baja viscosidad llamada Imulsión, como típico asunto esta valiosa sustancia causa la guerra por mantener su control, a esta guerra se le llamo “la guerra del péndulo”, el bando de CGO gana la guerra y al parecer todo permanecía en paz hasta el “Día de la Emergencia”, el día en que brotaron de la tierra extrañas criaturas llamadas Locust, criaturas que había permanecido ahí durante años y que se vieron en la necesidad de emerger para tomar el control de la Imulsión.

El juego inicia 14 años después del día de la emergencia, cuando Dominic “Dom” Santiago libera a su mejor amigo Marcus Fénix de la cárcel de máxima seguridad de la penitenciaría de Jacinto debido a que el ejército humano necesita toda la ayuda posible contra la amenaza Locust. Marcus Fénix tiene una viejo historial militar del que te vas enterando por partes a lo largo del juego; junto a Dom, August “El tren” Cole y Baird tendrás que completas 5 actos cargados de terror, suspenso y disparos, enfrentándote a distintas especies de Locust para detectar con un resonador la red de túneles subterráneos y localizar el corazón de los túneles para posteriormente destruirlos con armas de destrucción masiva y poner fin a la guerra.

El botón más importante del juego sin lugar a donde es “A”, ya que la dinámica está diseñada para que hagas uso de las paredes y ciertos objetos para cubrirte de los disparos enemigos y desde ahí enfoques con gatillo izquierdo y dispares con derecho, al grado que cada vez que estés cerca de un espacio de cobertura, al presionar botón “A”, que también sirve para correr, automáticamente pegaras espalda a la pared para resguardarte, en ocasiones esto puede ser un poco fastidioso, uno de los pocos detalles negativos del juego.

Con cámara detrás del hombro, una gran variedad de enemigos, armas muy particulares como el lancer y su ya típica motosierra para partir en dos a los Locust que se acerquen demasiado, un acceso rápido a las armas con la cruceta que se distingue por ver como Marcus carga en la espalda el arsenal, un modo multijugador con pantalla dividida o en línea a través de Xbox Live (donde por desgracia hay que pagar), Gears of War sin duda es un título que será siempre recordado, pese a su alto grado de violencia, lo que le ha costado ser vetado de países como Alemania.

Sin lugar a duda hay que darse la oportunidad de jugarlo. “¡Patea suelos!”

Gears of War

Gears of War