Darksiders

9 11 2010

Un video juego que huele a comic.

Darksiders es un juego que puede darte una valiosa lección. Y más cuando lo inicias jugando con el pie izquierdo (metafóricamente hablando), como me pasó a mí.

A finales del 2009 el mundo del video juego veía nacer la tercera parte de la mitológica sería God of War, no sólo el Dios de la guerra, sino también el Dios de los Hack & Slash. A su alrededor, el estilo de God of War cobraba adeptos y los juegos basados en ese estilo sentían que tenían una nueva oportunidad en las consolas de sobremesa. Refirámonos un poco a Dante’s Inferno de Visceral Games y Bayonetta de Sega; siendo éstos aún más populares que el referido en el título de éste post. Habiendo pasado memorables horas con God of War III y queriendo seguir disfrutando de un buen Hack & Slash me dispuse a terminar Dante’s Inferno, cuyo mayor logro se sitúa en estar basado en el clásico poema de Dante Alighieri. No he probado aún Bayonetta pero está dentro de mis pendientes. De la misma forma baje la demo de Darksiders, pues había leído antes de que saliera a la venta que se trataba de un juego interesante y no se en que momento paso por mi cabeza asemejarlo al género del Hack & Slash, pero la demo dejaba ver que iba por ese camino. Nunca una demo le hizo tanta injusticia a un juego, al menos para mi caso.

Adquirí Darksiders pensando en que me enfrentaba a un estilo similar al de God of War; grave error. De repente me vi envuelto en un mundo de mazmorras, largos caminos que avanzar, puzles con cierto grado de dificultad, peleas enardecidas (claro que sí), puertas que carecían de llaves, el ir y venir se fue volviendo más largo y los calabozos parecían interminables. Dicho esto, Darksiders se volvió un juego completamente desconocido para mí, inicie jugándolo en un modo “dale que te pego” y de repente me encontraba en un modo “hay que buscar el mejor camino para llegar”. Darksiders podría perfectamente considerarse como la fusión de The Legend of Zelda y God of War, una aventura en tercera persona con peleas al estilo “cortar y rajar”.

No voy a entrar en discusión de porque The Legend of Zelda es mejor que Darksiders o porque Darksiders no llega a ser un nuevo The Legend of Zelda, o porque no puede compararse directamente con God of War; pues las razones que he dado anteriormente considero son las pertinentes para dar mi punto de vista del juego.

En una generación donde la mayoría de los juegos son relativamente cortos, Darksiders se toma el atrevimiento de sumergir al jugador en un amplio mundo post-apocalíptico, tomando lo mejor de los “corta y raja” e insertándolo en una aventura de exploración en tercera persona.

Desarrollado por Vigil Games y distribuido por THQ, mejor conocida por distribuir las series de SmackDown. Darksiders es concebido de la imaginación de Joe Madureira; joven artista y escritor de comics que ha trabajado principalmente en Marvel Comics, cuyos trabajos ms relevantes están en Deadpool, Uncanny X-Men y Battle Charsers, siendo este último él que más ha influenciado el estilo gráfico de Darksiders, y es que si se ha tenido la oportunidad de ver los trabajos artísticos de Battle Charsers, al voltear a ver a Darksiders realmente existe una proyección en relación a como la tinta de un comic de Joe Madureira cobra vida. No es un estilo estereotipado de comic, como pudiéramos verlo a algún juego de Spiderman, más específicamente Shattered Dimensions, sino uno propio sin gráficos fijos, con secuencias siempre en movimiento, con trazos largos que desafían la física de la vida real pero le dan un toque propio y único.

El apartado jugable también es algo destacable en Darksiders, y es donde están sus principales pros y contras. Principalmente tenemos el sistema de pelea, cuya principal arma será una espada, “La devoracaos” acompañada de otras dos armas principales, “La segadora” una especia de Hoz y el “Guantalete sísmico” y las armas secundarias “la hoja cruzada” una especie de bumerang que sirve para rebanar enemigos, “el llamador de la tierra” que es como un cuerno de sonido, “misericordia” es el nombre de la única arma de fuego, una especie de revolver de gran calibre, “redención” un cañón de proyectiles que detonan fuego purificador y el “cañon de fragmentación” que dispara pernos de obsidiana que rasgan la carne. Como se lee la diversidad de armas está a la orden del día y he de decir que todas tienen su grado de utilidad específica, por ese lado ninguna está de más.

Los enemigos son otro punto a favor de Darksiders, y es que siendo un mundo amplio a recorrer la diversidad de éstos favorece la dinámica de juego. Encontramos desde “pequeños” insectos, molestos monstruos con armadura, bestias infernales y grandes jefes finales.  Para los enfrentamientos, como remembrando el sistema patentado por “The Legend of Zelda: Ocarina of Time” tenemos lo que podríamos denominar un “Z target”, aunque en este caso dicho objetivo se fija con L2 en caso del PlayStation 3, con la diferencia  de que en lugar de favorecer el combate en ocasiones lo vuelve un poco más complicado, sobre todo cuando tenemos en escena a más de un enemigo, ya que mientras fijamos a uno como objetivo los demás aprovechan para asestarnos golpes dificultando redirigir el objetivo de combate, lo que más conviene en ese momento es golpear a todos lados sin un objetivo único, así hay más probabilidades de acertar el golpe. Con el “fijador de objetivos” la cámara se complica y en ocasiones quedas encerrado en algún espacio que entorpece la visibilidad y te deja a merced de tu enemigo. Sin embargo las peleas son dignas de admiración, claro que si cuesta adaptarte un poco al principio, sufres un poco para adaptarte a la defensa y al movimiento rápido (barrido) del personaje, como en todo juego debes adaptarte al sistema de ataque de los enemigos que resulta ser variado pero repetitivo.

Las mazmorras son un factor delicado en el juego, pues requieren de la observación y el largo andar en busca de soluciones para poder avanzar al siguiente paso; más de una vez nos quedaremos atorados en algún punto que requiera que descifremos un puzzle. Habrá no solo que conseguir llaves para avanzar, sino también armas que nos den acceso a otras salas, así como buscar piedras que nos extiendan la vida y la magia. Muy al estilo de “Zelda” pero sin la vida que tiene Hyrule.

En cuanto al argumento, podría decirse que tiene tela de donde cortar, aunque la primicia es simple. La eterna guerra entre el bien y el mal ahora representada por el cielo y el infierno. Después de mucho tiempo de tensas relaciones entre estos dos mundos se llega el día del enfrentamiento donde el ser humano será parte importante en la inclinación de la balanza para alguno de los bandos. Se desata pues el apocalipsis y los jinetes son llamados a calmar las aguas y establecer el equilibrio, dentro de todos es Guerra (nuestro personaje) quien llega primero, y de hecho el único ya que al parecer el sello que mantenía el equilibro entre cielo e infierno no se ha roto y el apocalipsis ocurrió antes de tiempo. Stragá, un poderoso demonio es acusado de haber originado el apocalipsis antes de tiempo y el consejo lo sentencia a muerte. Guerra que no es partidario ni del cielo ni el infierno pide la oportunidad de descubrir la verdadera razón que desato la catrastrofe, el concejo acepta y le asigna al Vigía, quien tiene el poder de matar a Guerra en caso de que su misión de salga de curso. Así Guerra se enfrasca en la búsqueda de la verdad. A su regreso a la tierra Guerra se da cuenta que ya han pasado 100 años desde el apocalipsis y debe sortear su suerte sin sus poderes reales, los cuales ira adquiriendo al paso de la aventura.

Actualmente Vigil Games está desarrollando ya la segunda parte de Darksiders, la cual se presume tendrá modo cooperativo, pues podrían estar presente los demás jinetes del apocalipsis. También se planea una serie de comics (por supuesto) y posiblemente una película basada en el juego.

Darksiders es por tanto un gran juego que ha nacido como muchos, desde abajo. Y poco a poco se ira ganando adeptos según se vaya mejorando la franquicia. Hay que considerar que no es un juego de acción total, pues tiene mucha aventura y exploración; si eso es lo que buscas en un videojuego. Definitivamente no puedes perder la oportunidad de jugar Darksiders.

Darksiders

Darksiders