Assassin’s Creed

13 01 2010

Uno de los juegos más comentados y vendidos de finales de 2009 sin duda alguna fue Assassin’s Creed II. Nuestro protagonista Desmond Miles vuelve al Ánimus para encarnar a otro de sus antepasados y cometer, bajo el credo asesino, una serie de asesinatos que repercutirán en el futuro de las cruzadas.

Sin embargo antes de meterme a explorar el mundo de Assassin’s Creed II me di a la tarea de aventurarme en la primera entrega de la saga, así adquirí un paquete especial de Greatest hits que incluía Assassin’s Creed y un control Dual Shock 3 para disfrutar del juego. Durante la mitad de las vacaciones decembrinas me sumergí en la edad media entre cruzados, templarios, reyes y líderes religiosos, para así comprender la naturaleza de una de las sagas mas distintivas de Ubisoft: Assassin’s Creed.

Ubisoft se ha distinguido principalmente por sagas como Prince of Persia, para lo más jugones, sabrán que Ubisoft es responsable de títulos como Splinter Cell, Rayman, Ghost Recon, Red Steel, TMNT Smash Up, etc. Siendo su saga más laureada la de Las arenas del tiempo de Prince of Persia, la cual cuenta con tres entregas para GameCube y PlayStation 2 y de la que próximamente Hollywood estrenara una película.

De manos de dicha desarrolladora nace Assassin’s Creed, un título que en lo particular me parece bastante creativo en lo que a argumento se refiere, con unas gráficas notables dignas de llamarse de última generación; con una jugabilidad algo torpe pero que vale la pena darle la oportunidad.

Assassin’s Creed es de esos títulos desafiantes, que tratan de sobresalir no solo por sus gráficos, sino también por su argumento, y no es porque éste sea complicado, sino porque desde que instalas el juego en la consola, aparece la leyenda de “Este juego está basado en hechos históricos, donde han participado gentes de distintas culturas y religiones” tal vez no sea textual la cita, pero eso da a entender. Así que lo que te obliga el juego es a ser exigente en cuanto a cómo se desarrolla la historia y los lugares en donde cometerás los asesinatos.

La historia básicamente trata de lo siguiente: Eres Desmond Miles y has sido secuestrado por un grupo de investigadores que tratan de descubrir que ha pasado con un valioso artefacto que se perdió durante la tercera cruzada en Tierra Santa; Desmond es descendiente directo de uno de los asesinos de las cruzadas que puede saber la ubicación del artefacto; basados en la teoría de que en nuestro ADN guardamos recuerdos de nuestros antepasados, dichos científicos han creado el Ánimus que toma un fragmento de nuestro ADN para hacer visibles los recuerdos de nuestros antepasados, una vez sincronizado con el antepasado puedes saber que fue lo que hizo durante ese tiempo. El Dr. Warren Vidic y su asistente Lucy Stillman logran penetrar la memoria de Desmond mostrándonos a Altair, de aquí en adelante tú eres Altair y deberás cumplir con las mismas misiones que cumplió él durante aquellos días; aunque eso no es lo que les interesa al Dr. Vidic, él solo quiere saber la localización de dicho artefacto, pero para eso primero debemos cumplir, como Altair, las ordenes de Al Mualin, y descubrir los oscuros secretos y conspiraciones que nos aguardan.

Al Mualin es el líder de la hermandad de asesinos, se presume que los asesinos se dedican a mantener cierta estabilidad entre pueblos asesinando a personajes clave (según los desarrolladores los mismos personajes que asesinas en el juego murieron o desaparecieron alrededor de 1191); al principio como Altair eres un asesino ejemplar y reconocido, pero a raíz de tus últimas acciones Al Mualin toma la decisión de degradarte por lo cual deberás recuperar tu rango de asesino ejemplar: Durante la aventura deberás asesinar 9 personajes: Guillermo V de Montferrato, Garnier De Naplouse, el Gran Maestre de los Caballeros Hospitalarios, Hochmeister Sibrand, Gran Maestre de los Caballeros Teutónicos y Robert de Sable, el último no  lo diré para no spoilear la nota.

Como has sido degradado, no se te dará más información de los objetivos que el nombre, así que deberás realizar una minuciosa investigación en los pueblos donde cada uno se encuentra para definir el momento y el lugar donde atacarás; esto es referido a las misiones secundarias ya que cada investigación está dividida en 6 partes, puedes escuchar rumores, robar cartas, interrogar, ayudar a hermanos asesinos a cambio de información, también se incluyen submisiones como ayudar a ciudadanos, trepar atalayas, recoger estandartes, asesinar templarios, todo esto con el fin de que tu asesinato sea lo más limpio posible. A momentos Assassin’s Creed me recuerda a una combinación entre Prince of Persia y Metal Gear Solid, ya que  aunque tienes la habilidad de escalar y trepar muros dentro de las ciudades debes pasar lo más inadvertido posible ya que si te descubren te atacaran guardias y obstaculizaran tu misión. Mientras te mantengas realizando actividades poco notorias podrás moverte con fluidez, pero si empiezas a escalar una casa, la gente se acercará y empezara a cuestionar tu comportamiento alertando a los guardias; ser sigiloso es lo más conveniente para este juego.

Los asesinatos se llevan a cabo en tres ciudades: Damasco, San Juan de Acre y Jerusalén, según los desarrolladores las ciudades están ambientadas como debieron lucir en aquella época.

El título de Ubisoft ha logrado críticas de las mas encontradas, hay quien asegura que es un gran título y hay quien dice que es un título monótono y aburrido, por mi parte creo que es un título con un inteligente argumento, en todo caso es gracias al argumento que puedes permanecer atado al juego hasta terminarlo, el modo de juego si tiende a ser repetitivo y hay submisiones casi imposibles de hacer no por la dificultad sino por lo tedioso, como reunir 300 estandartes dentro de toda Jerusalén o asesinar a todos los templarios del reino.

Ayuda mucho que el juego sea corto, al menos yo lo termine antes de caer en la monotonía de investigar y asesinar.

Después de las buenas críticas que ha recibido Assassin’s Creed II, tenía que darme la oportunidad de jugar el primero, y solo puedo decir que es un juego para tomárselo con calma, no recomendado para los amantes de los shooters o la acción, sino para los que gustan de la exploración y la aventura al estilo RPG pero sin llegar a serlo.

Assassin's Creed

Assassin's Creed